Centro de Estudios en Salud UV asesorará al Ministerio de Salud para frenar el brote de Fiebre Q

27/04/2018

El Ministerio de Salud encomendó al CIESAL  iniciar, a partir de mayo, una evaluación exhaustiva de la situación y proponer medidas concretas de control que permitan enfrentar y superar la emergencia sanitaria provocada por el brote de Fiebre Q que está afectando al sur de Chile.

El trabajo formará parte de una asesoría permanente en este tema, como parte de las acciones adoptadas por las autoridades de dicha cartera destinadas a evitar que esta enfermedad se expanda y adquiera las características de epidemia.

En noviembre del año pasado el Minsal decretó una alerta sanitaria por brote de Fiebre Q en las regiones de Los Lagos, Los Ríos y La Araucanía. Desde entonces los casos notificados de este mal superan los 180, de los cuales el 70% corresponde a trabajadores pecuarios o relacionados con ese sector (en su gran mayoría hombres cuya edad promedio es de 35 años), el 10% a familiares de estos últimos y un 7% a profesionales de la salud que han atendido a los infectados en los centros asistenciales de las zonas mencionadas.

Caracterizar el problema

Según explicó el doctor Marcelo Arancibia, investigador del CIESAL, la solicitud de ayuda del Minsal apunta a caracterizar el problema desde una perspectiva de salud pública, con énfasis en los mecanismos de contagio, tamaño del problema y factores causales asociados.

“Nuestra evaluación se orientará a evaluar opciones para abordar el problema en conjunto con la contraparte técnica del Ministerio de Salud, considerando las implicancias y resultados de varias medidas de prevención y control, como vacunas en humanos, control de hemoderivados y trasplantes, además de acciones de carácter ambiental en animales y fluidos”, dijo el investigador.

El trabajo de campo que realizará el CIESAL estará liderado por el investigador Javier Pérez-Bracchiglione, quien encabezará un equipo integrado por los especialistas Cristian Papuzinski, Manuel Vargas, Jana Stojanova y Cristóbal Loézar, además del propio Marcelo Arancibia.

A ellos se sumará otro equipo de investigadores pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Chile, que encabezará Gabriel Rada, ya que este trabajo contará con la colaboración del Centro de Evidencia de esa casa de estudios.

La Fiebre Q es una infección transmitida de los animales -en especial rumiantes- a los seres humanos (zoonosis) que es causada por la bacteria Coxiella Burnetii, la cual suele encontrarse en vacas, ovejas y cabras, pero también en caballos, cerdos, conejos, perros, gatos y garrapatas.

Los animales infectados eliminan el microorganismo por medio de la orina, heces y la leche que producen las hembras y, también, por otros fluidos orgánicos, desde donde puede transmitirse a los humanos por inhalación de aerosoles.