CIESAL participó en publicación sobre parto humanizado y violencia obstétrica

29/11/2020

 

Un grupo de investigadores de CIESAL acaba de participar en una revisión panorámica (scoping review) acerca de los problemas y desafíos en torno a la violencia obstétrica y la necesidad de humanizar la atención durante el parto.

La publicación indagó en la percepción respecto a la temática por parte de diversos actores sanitarios, sociales, gubernamentales y políticos. Se revisaron artículos y textos de análisis que reflejaran la visión de la comunidad científica y del sector gubernamental, social, profesional y político expresados en sitios web institucionales. En el trabajo publicado en Medwave, revista biomédica revisada por pares, participaron, entre otros, los investigadores de CIESAL Ana María Silva, docente en la escuela de obstetricia y puericultura, y Jana Stojanova, Marcelo Arancibia y Cristián Papuzinski, docentes de la escuela de medicina.

Del análisis emergen las dimensiones estructurales o determinantes sociales que están en la base del modelo actual de atención del parto y sus dificultades para evolucionar, lo cual genera malestar entre diversos usuarios y profesionales de salud. De acuerdo con lo señalado en la introducción, a pesar de ser un asunto de creciente debate público, Chile aún tiene políticas muy incipientes en la materia y no se observan iniciativas para superar ese conflicto. Fruto del análisis, se aprecia una convergencia entre la comunidad científica y otros actores en lo que se refiere al reconocimiento de los beneficios del parto humanizado, así como acerca de la necesidad de superar obstáculos institucionales del sector de salud.

Según la socióloga Ana María Silva, directora del proyecto FONIS, y autora principal de la publicación, los resultados del trabajo cobran relevancia “en el contexto actual marcado por el malestar social y desconfianza en las instituciones, el resurgir de las demandas feministas, las inequidades visibilizadas con la pandemia, y el desafío de una nueva Carta Constitucional”.  En este sentido, según Silva, los resultados de la publicación son una buena muestra en cuanto a la necesidad de abordar los fenómenos complejos “de una forma nueva, multidisciplinar y en la cual participe el conjunto de los actores involucrados, discutiendo las áreas conflictivas, y consensuando en torno a los posibles avances”.