Cátedra de Neuropediatría y CIESAL realizarán un manual de manejo de TEA en niños

12/08/2020

Un equipo de investigadores, liderado por la neuropediatra Valeria Rojas, desarrollará un manual de manejo de trastornos del espectro autista para el Departamento de Salud Mental del MINSAL. El trabajo consiste en la búsqueda de evidencia sobre intervenciones, con el fin de elaborar políticas públicas de salud y proponer modelos de atención efectivos y aplicables a la realidad chilena. 

Foto: Neuropediatra Valeria Rojas lidera la investigación.

Foto: Neuropediatra Valeria Rojas lidera la investigación.

El equipo UV está integrado por los neuropediatras Juan Francisco Cabello y Claudia Amarales,  los investigadores del  CIESAL Nicolás Meza y Eva Madrid y la documentalista Camila Escobar de Cochrane Argentina.

Los Trastorno del Espectro Autista (TEA) son una alteración del neurodesarrollo que tiene manifestaciones observables en la conducta, determinando interferencias clínicamente significativas en la interacción y comunicación social, además de la presencia de comportamientos e intereses anormales y repetitivos en quien lo padece.

La Cátedra de Neuropediatría se ha dedicado en los últimos años a la investigación y puesta en práctica de estrategias de detección e intervención temprana en TEA, basada en evidencia, así como a la elaboración de tutoriales, formación de monitores y capacitación a los cuidadores.

El avance en el conocimiento acerca del TEA se ha visto reflejado en nuevas estrategias para favorecer aprendizajes tempranos, mejorar la adaptabilidad y aumentar la calidad de vida de los niños con TEA.  Uno de los progresos más interesantes es la creciente evidencia respecto a cómo el TEA puede ser diagnosticado de manera confiable a partir de los 14 meses y los beneficios sustanciales de la intervención temprana. Gracias a la neuroplasticidad cerebral, intervenciones realizadas antes de los 2 o 3 años podrían contrarrestar la cascada de alteraciones en el desarrollo, propias del TEA, mitigando la completa manifestación de la sintomatología.

Por lo anterior, es ideal que los procesos de pesquisa, diagnóstico y tratamiento sean precoces y efectivos para disminuir la discapacidad y promover una mejor calidad de vida en los niños, niñas y sus familias.